Camping Pie de la Cuesta

Pie de La Cuesta

Oficialmente aparece en Google Maps como Acapulco Trailer Park y es la mejor opción para ir a acampar en la playa en Acapulco y alrededores.

Si me preguntas, en lo personal “Trailer Park” me evoca imagenes de familias angloparlantes de cuello rojo con 8+ hijos de la planicie americana central, comiendo papas francesas con chili en una silla plegable con una sombrilla rota por repetidas tormentas. Creo que es la principal razón por la cuál había evitado este lugar siempre optando por quedarnos en uno de los cientos de hotelitos que hay en Pie de la Cuesta. Incluso la última vez que fuimos, con la intención de acampar, terminamos en Cocos Camp – que no fue en realidad “Camping” – justo por las imagenes antes mencionadas que tenia en mi mente de un ·”Trailer Park.”

Pero reconozco mi error, mi falta de visión y que es por eso que uno se aventura a continuar viajando – para ampliar su panorama del mundo y no tener prejuicios como estos.

Al final si es un Trailer Park y esta perfectamente bien pensado para serlo. Nos sorprendio de primer instancia la organización y planeación del lugar y toda su infraestructura escondida para que puedas llegar con tu “trailer” y conectarte a todos los servicios. Supongo es lo que te esperas al final de cuenta, su nombre lo dice, pero me sorprendio igualmente. Generalmente, y con excepción de Baja California y partes del norte del país, los “Campings” aquí en México suelen ser un terreno abierto sin lotes o espacios definidos para campistas o RVistas. La gente llega y desordenadamente se apaña los mejores lugares debajo de arboles, cerca o lejos de los baños y con o sin vista dependiendo de su gusto. Esto generalmente resulta en campings que parecen rompecabezas recién sacados de su caja y de muchos espacios poco optimizados.

En “Acapulco Trailer Park” los espacios están bien definidos, tal como si fueses a acampar a Yosemite. Cada lote tiene su conexión a drenaje (por si vas en RV), llave de agua y enchufe eléctrico. Hileras de palmeras y frondosa vegetación tropical divide cada lote con esto ofreciendo un poco de privacidad. La idea es que cada Trailer tenga su “jardincito” y funcione como pared para el trailer delante de el.

Aquí en México entre los que salimos a dormir bajo las estrellas, pocos tenemos la cultura de viajar en Trailers o RV´s. Por lo menos no como nuestros hermanos al norte. Entonces el “Trailer Park” generalmente esta lleno de campistas. Y los espacios son perfectos para tu coche, casa de campaña y todo tu campamento.

Campamento y Facilidades de Acapulco Trailer Park

Como mencionamos en la introducción (para efectos del SEO de Google) el campamento esta dividido en “cajones” largos pensados para RVs. Cada cajón tiene su enchufe eléctrico, llave de agua y una conexión de drenaje para los “motor homes”. Los cajones los separan hileras de frondosas palmeras y vegetación para dar algo de privacidad y sombra.  Si vas en coche, fácilmente entra tu coche y adelante tu casa de campaña y “campamento” en un cajón.

En una esquina se encuentran los baños con regaderas de agua fría (aunque nunca esta muy fría el agua), todo en todo momento sorprendentemente ridículamente limpios. 

En la esquina opuesta y entrando al camping hay una pequeña alberca, para los chamacos, supongo. La verdad que no es una alberca muy grande, pero tiene un par de sillas de playa y si lo tienes que hacer, es una opción para pasar el día.

Justo afuera del camping, las hermanas tienen una tiendita de abarrotes por si te hacen falta hielos, chelas, y cosas básicas. Por las mañanas dejan entrar a una señora que vende pan dulce y bolillos (para el desayuno).

El acceso a la playa se encuentra a la mitad del campamento y como ya saben, la playa de Pie de la Cuesta es infinita y hermosa con espectaculares puestas de sol. El camping cuenta con una construcción de palapas donde puedes colgar tu hamaca si la traes o echar tu toalla. Ten en cuenta que es un camping y en general la playa en Pie de La Cuesta es “virgen” en el sentido de que no hay servicios como; renta de palapas, renta de bananas, renta de paracaídas, renta de bocina con niño que cuida la bocina, servicio de restauran’ de un chavo que viene con un menú y no sabes nunca donde esta esta “cocina” y similar.

Se necesita hacer reservaciones o llego “así nomas”

Te recomiendo hablar antes de ir. Edith y sus hermanas son bastante organizadas y creo que ayuda bastante llamar antes de llegar para que te tengan contemplado. Este es su teléfono; 01 744 460 0010. Nosotros llegamos “con reservación” y notamos que casi todos los que estabamos ahí habían anunciado su llegada anticipadamente.

Dicho esto, la verdad la verdad, no creo que el camping se suela llenar al 100% de su capacidad y menos en temporada baja. Nosotros fuimos en Semana Santa y aunque si estaba lleno, había un espacio vacío entre campistas. Sentimos que no sufrimos por privacidad. 

“Que tipo de gente va”

Sobre todo si vas con familias creo que como Papa es una pregunta que obligadamente te haces. No vayas a llegar y encontrarte con puro ruco angloparlante de cuello rojo con 8+ hijos de la planicie americana central, comiendo papas francesas con chili en una silla plegable con una sombrilla rota por repetidas tormentas… o con puro “Spring Breaker” o así.

El ambiente es decididamente familiar y relajado. Cuando estuvimos había por lo menos tres familias con hijos y en algunos casos tíos y amigos, algunas parejas mayores y “adultos” que viajaban en motos de viaje. Sin problema recomendaríamos este lugar a nuestros amigos/familiares con hijos. Pero también a nuestros amigos sin hijos que al final vas a acampar y a pesar de que quizás si puedas llevar las chelas y el wisconsin, no vas con la idea del bacanal en la playa; el campamento y los campistas se respeta.

Me sorprendió y habla mucho del camping que muchos de los que estaban ahí eran personas que regresaban año tras año y conocían bien a Edith.

¿Es seguro?

El campamento se sintió seguro.

Una gran pared divide el camping de la avenida de Pie de La Cuesta y el porton de la entrada esta cerrado por la noche.

Hacia la playa hay una reja bastante alta con iluminación toda la noche. Del otro lado de la barda hay un muro de piedras de modo que no es solo cosa de saltarte la barda, sino trepar las piedras…. si quisieras entrar por ahí. La puerta que da a la playa se cierra por la noche también.

Cosas que no nos gustaron

A pesar de que se los recomendamos ampliamente, ningún lugar es perfecto, somos unos criticones y a consecuencia hubo cosas que no nos gustaron.

Los vecinos. Siempre son los vecinos. En el terreno de a lado hay un jardín de eventos. Supongo los dueños de este lugar hacen su esfuerzo por tenerlo siempre ocupado, sobre todo los fines de semana – si no no sería negocio. El viernes que llegamos había una boda o quincieniera o fiesta tipo Mamitas Club. Todo el sonidero del bailongo se derramo al campamento. Parecía que estabas en la fiesta, pero en una mesa lejana y sin mesero. Supongo que esto debe pasar seguido. No nos estropeo el viaje pues la verdad que esa noche nos quedamos platicando hasta tarde y nos pusimos tapones en los oídos cuando finalmente caímos del cansancio (nunca viajes a ningún lado sin tapones).

Dicho esto, por logística el jardín no se puede ocupar todos los días (bueno si, pero no creo que la operación sea tan grande). De modo que la fiesta será el viernes o sábado en ciertas temporadas (época de bodas, graduaciones o así) y ya.

Ya. Eso fue lo único criticable. Los baños estaban limpios, el lugar estaba limpio. Todos los campistas respetuosos. Todo lo demás, sorprendentemente, bien.

Conclusión

Si vives en CDMX y quieres ir a acampar en la playa un fin de semana largo, este es el lugar. Claro hay lugares mas virgenes, mas lejos de la civilización, pero mas lejos. Dado a que es un campamento “fácil” con todos los servicios, es un buen lugar para llevar a tus amigos, hijos, familia y iniciarlos en el mundo del campísmo.

Leave a Reply